En el año 1988, cuando Toribio E. Sosa tenía veintisiete años de edad, fue designado titular del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial Nº 2 de Trenque Lauquen y, pocos años después, convirtió a ese juzgado en el más avanzado de hispanoamérica en informática jurídica de gestión. Fue distinguido por el presidente de la SCBA, Héctor Negri, con una medalla.

Cultor del "coaching", utilizó sus principios para conducir eficientemente al grupo humano a su cargo.

(Junio de 2005).

  Puede encontrar en esta página los siguientes artículos:

Darse cuenta, tener ganas, encontrar la forma