Palabras de apertura

El gerenciamiento de un juzgado

Las comunicaciones electrónicas en la actividad jurisdiccional

Agilización de los procesos con la ayuda informática

Avances prácticos en una cámara de apelaciones

La creatividad de los jueces de paz

   

 

Palabras de apertura

 

Héctor Oscar Méndez (ex subsecretario de justicia)

 

Lo sucedido en los últimos meses, revela que –pese a todo- el pueblo aún confía en la justicia.

La gran cantidad de acciones de amparo que se han deducido con motivo del denominado “corralito” (independientemente de las consideraciones jurídicas y/o sociales que podamos hacer) son un índice muy ilustrativo de lo afirmado precedentemente.

Frente al derrumbe de las instituciones, la gente recurre a la justicia, como última esperanza.

Por ello, la reconstrucción nacional debe comenzar por el mejoramiento del servicio de justicia, para lo cual no es necesario un mayor aporte de fondos ni grandes reformas legislativas, sino un verdadero aprovechamiento de los recursos materiales y, muy especialmente, de los humanos.

En este último sentido, se impone un control de la eficiencia y el rendimiento de cada organismo judicial, proceso en el que deben tener intervención los colegios de abogados.

 

El gerenciamiento de un juzgado

 

Juan José Dieuzeide (juez comercial de la ciudad de Bs.As.)

 

La informatización de los tribunales y la aplicación de técnicas empresariales para mejorar el servicio, se ha generado en un movimiento centrípeto. Ha nacido en los juzgados de primera instancia y su onda expansiva ha llegado a interesar a los organismos superiores.

En este camino de desburocratizar la justicia, convirtiéndola en en una “empresa de servicio sin fines de lucro”, debemos reconocer que los jueces no contamos con los resortes de los privados, para el manejo del personal, ya que no podemos otorgar premios materiales, ni podemos despedir a los que retacean su colaboración. No obstate ello, con ingenio, paciencia y firmeza se logran resultados positivos.

 

Las comunicaciones electrónicas en la actividad jurisdiccional

 

Ana María Bourimborde (Presidenta Cámara Civil de La Plata)

 

El correo electrónico es un medio de comunicación muy difundido, que ya forma parte de nuestra habitualidad. La SCBA ha dispuesto su generalización como medio de comunicación entre los diferentes organismos del Poder Judicial. Todas las cámaras de apelación departamentales cuentan con direcciones electrónicas y en nueve de los dieciocho departamentos judiciales ya están diseñadas las "casillas" electrónicas de todos los organismos.

En consecuencia, estamos en condiciones de comunicarnos por ese medio entre los juzgados, como así también con otros organismos oficiales, reemplazando con ventajas al tradicional y lerdo oficio-papel. Una manera aconsejable de empezar, es utilizándolos con los peritos, en especial en los requerimientos de prueba y en los pedidos de explicaciones.

Las informaciones de prensa de mayor importancia, como también los sumarios de los Boletines Oficiales de Nación y Provincia de Buenos Aires se comunican diariamente a los usuarios de correos electrónicos por ese medio. Lo mismo ocurre con las novedades jurisprudenciales de muy urgente difusión (caso de los temas referidos al "corralito") que pueden transmitirse así más rápidamente que si esperamos su inclusión en JUBA.

El subsertario de información de la SCBA, Pedro Otonelo dio a conocer que en la sección “Mapa Judicial” del sitio www.scba.gov.ar se han insertado además de muchos otros datos útiles, l0s direcciones electrónicas de los juzgados que actualmente la poseen.

 

Agilización de los procesos con la ayuda informática


Gerardo Guillermo Vassallo (juez comercial de la ciudad de Bs. As)
 

 

Las primeras computadoras fueron introducidas en los juzgados por algunos jueces y secretarios con vocación de pioneros, y solventándolas con su peculio personal.

Se ha ido avanzando tanto en materia de trabajo informatizado, que ahora resulta inconcebible cumplir la labor sin la ayuda de esas máquinas (agendas, modelos, auditoría interna, etc.).

En su juzgado ya no se hacen oficios a la Secretaría Electoral. Directamente se entra el sitio donde están los padrones y se recogen de allí los datos que el caso requiera, incorporándolos al expediente con la sola atestación del secretario. De esa manera se simplifica el trámite, con el ahorro de tiempo consiguiente.

En la misma forma, se obtienen los saldos de las cuentas de depósitos judiciales que existen en el Banco Ciudad, con el proyecto de ampliar este servicio, en el futuro, a otras operaciones bancarias (banca electrónica).

También se han instalado, con el aporte personal de juez y secretarios, dos terminales de autoconsulta que, amén de la mesa virtual general, brinda otra opción para conocer el contenido de las causas judiciales y evita las colas en las mesas de entrada del juzgado.

El cambio cultural en la optimización de la carga de datos por el juzgado, y su consecuencia, que los profesionales confíen en la consulta remota, es un paso que debemos encarar con energía, pues el mismo colaborará sustancialmente en el mejoramiento del servicio de justicia.

 

Avances prácticos en una cámara de apelaciones

 

 

Carlos García Santas (secretario Cám. Apel. en lo civil, de San Isidro)

 

Al cursar la carrera de posgrado de Especialista en Administración de Justicia en la UBA, realizó una monografía donde desarrollaba teóricamente una serie de mejoras de calidad que podían introducirse en el trabajo de las cámaras de apelación.

Pero como esas cosas sólo adquieren valor cuando se convierten en realidad, propuso a los camaristas de su sala llevarlos a la práctica. La receptividad de sus superiores ha permitido que en un organismo de segunda instancia de San Isidro, exista su jurisprudencia ordenada en soporte electrónico y en papel a disposición de los letrados y jueces; un libro de quejas y sugerencias; una planilla para control de horarios y asistencia del personal; se hicieran encuestas para comprobar las bondades y carencias del servicio; reuniones periódicas entra jueces, funcionarios y personal haciendo hincapie en la humanización del proceso.


La creatividad de los jueces de paz

 

Mario Jorge Olaberría (juez de paz letrado, de Lincoln)

 

Expuso las distintas tareas que cumplen los jueces de paz letrados, obligados a incursionar en diversos fueros y materias, alejados de las cabezas de departamento, sin poder contar con el apoyo de asistentes sociales, peritos, defensores oficiales y otros auxiliares con la celeridad que requieren las urgencias que deben afrontar.

La inmediación es una característica natural del magistrado que se encuentra frecuentemente con letrados y/o justiciables en la escuela de los hijos, en los clubes, en los eventos pueblerinos, vía pública y comercios.

Periódicamente, los jueces de paz de nuestra provincia hacen jornadas de intercambio de experiencias funcionales y criterios jurídicos, que resultan muy provechosas.