Presentación.

Generación automática de cédulas, testimonios y oficios.

Simplificación de la prueba.

El reconocimiento de la autenticidad formal.

No queremos verlo mas ... haciendo colas innecesarias.

Presentación del Libro de Pelayo Ariel Labrada "El factor Humano en los Organismos Judiciales

Los procesos de trabajo.

El proceso de trabajo como palanca. Concentración de concursos y quiebras en un juzgado.

La ingeniería en ayuda de la justicia.

Un juzgado con calidad certificada.

Primero en el país en obtener la certificación de calidad IRAM. De la eficacia a la eficiencia.

Presentación.

 

 

 

 

asistencia de ciento sesenta personas, en su mayoría integrantes del Poder Judicial.


El acto estuvo jerarquizado con la participación del destacado jurista Roland Arazi, presidente de FUNDESI quien, con la calidad que lo caracteriza, trazó un realista panorama de la situación actual de la justicia. Comenzó preguntando ¿es verdad que queremos cambiar?, o lo que deseamos es que cambie “el otro”.

Siguió con su agudo análisis, hasta desembocar en la afirmación de que solo se logrará avance efectivo, si el cambio de mentalidad en los operadores jurídicos precede a la reforma legislativa.

Luego, distintos expositores fueron desarrollando los temas, cuya síntesis, va a continuación:

Generación automática de cédulas, testimonios y oficios.

Leopoldo Peralta Mariscal

(Juez en lo civil y comercial de Junín).

 

Buena parte de la tarea llevada a cabo en los juzgados, consiste en la confrontación de proyectos de instrumentos públicos (oficios, testimonios, mandamientos, etc.) confeccionados por los abogados y destinados a ser suscriptos por el juez y/o secretario.

En el sistema “Lex Doctor” quedan cargados todos los proveídos y, con poco esfuerzo, los empleados pueden confeccionar directamente esa documentación, en forma automática, sobretodo si ha sido creada una adecuada dotación de “modelos de documentos”.

Así lo venimos haciendo en el organismo a mi cargo, luego de entrenar debidamente al personal, y hemos comprobado que beneficia por igual a letrados y juzgados, a la vez que contribuye a la celeridad que tan ansiosamente nos reclaman el código procesal y la sociedad.

 

Simplificación de la prueba.

 

Laura Sonia Morando

(Secretaria del Juzgado Civil y Comercial nº 3 de Junín).


En el Juzgado Civil y Comercial Nº 3 de Junín (pcia. de Bs. As.), se resolvió aplicar el régimen previsto para acreditar los requisitos de las medidas cautelares (art. 197 del CPC) al pedido del beneficio de litigar sin gastos.

Así, el peticionario allega la declaración de los testigos en el escrito que solicita el beneficio, y CON CITACION A LA CONTRARIA, a fín que ejerza el derecho de defensa, se señala audiencia para la ratificación de las declaraciones.

De no haberse efectuado la citación de la contraria y de no haber ofrecido ésta otro tipo de prueba, se da la vista del art. 81 del CPC.

En el caso de los pedidos efectuados por la DEFENSORIA, al estar las declaraciones vertidas ante funcionario público (secretario de las mismas), se omite señalar la audiencia de ratificación. Debe aclararse que en este caso normalmente resultan ser procesos voluntarios. (Ej. divorcio por presentación conjunta).

El método ha agilizado enormemente la tarea diaria del juzgado, ya que el empleado usa el modelo de ratificación, ocupando solo unos minutos de su tarea y no se frustran las audiencias, con lo que se ha descongestionado la agenda.

El reconocimiento de la autenticidad formal.

Marcelo Pacífico

(Abogado, de Pergamino).

 

En 1994, junto al abogado de la contraparte Dr. Guillermo Bengolea, reconocimos la autenticidad formal de la documentación agregada.

Así evitamos dispendio de tiempo a los operadores judiciales y a terceros, quienes no tendrían que malgastar una mañana para decir ritualmente que habían confeccionado el documento exhibido.

El reconocimiento de "la autenticidad formal de toda la documentación agregada en autos, sin que ello implique admitir la veracidad de su contenido, ni su vinculación con el presente juicio" deja sujeto al resto de las pruebas, la eficacia de esa documental.

A partir de dicho episodio, la práctica se extendió al resto de las causas del Departamento Judicial de Pergamino, sin que haya dado lugar a nulidades o incidencias.-

 

No queremos verlo mas ... haciendo colas innecesarias.

 

Domingo Luis Altieri

Juez penal de La Matanza

 

Los problemas que padece la justicia no se encuentran referidos a recursos financieros ni de dotación de personal, pareciera que la pobreza organizacional del sistema judicial es la clave de la definición de su crisis.

Mediante el estudio de los principios referidos a la organización empresarial, fundamentalmente aquellos que tienden a la satisfacción del usuario, y la introducción de un fuerte uso del sistema informático, se adoptaron las medidas que hoy se aplican en el Juzgado de Transición nº 4 de La Matanza, que no han supuesto costo alguno al erario.

Nos propusimos demostrar que, con un poco de imaginación, que para brindar ya una mejor calidad de atención no era necesario implementar costosas modificaciones. Así, establecimos una estrecha colaboración con el abogado facilitando su desempeño frente al juzgado; por otro nos valimos de la tecnología informática existente como un elemento útil para el almacenamiento, sistematización y recupero de datos, como elemento facilitador en las decisiones judiciales y para la promoción de la resolución extrajudicial de los conflictos.

Presentación del Libro de Pelayo Ariel Labrada "El factor Humano en los Organismos Judiciales".

 

Jorge Alberto Baldarenas

(Juez civil y comercial de San Nicolás).


Coincido con Morello que, en el prólogo de la obra, dice que este libro es de fácil lectura y trasunta la calidad de pedagogo de su autor.

Labrada rescata el placer de trabajar y la idea de que el sistema de justicia puede ser organizado como una empresa sin fines de lucro, donde juegan importante papel el trabajo en equipo, el liderazgo del juez, el rol del secretario y la motivación del personal. Lo desarrolla con el aderezo de recuerdos y anécdotas recogidos en sus cuarenta y seis años de trabajo.

Finaliza con una fina muestra de humor en el “Decálogo del Burócrata”, como contracara de todo lo que expone en las ciento sesenta páginas anteriores.

Los procesos de trabajo.

 

Enrique Wilkinson

(Prosecretario de un juzgado civil y comercial, de San Isidro).

 

 

Los procesos de trabajo, como un componente de la organización (juzgado), reflejan metodologías y modelos de funcionamiento que determinan la secuencia de la labor, el flujo de trabajo y mecanismos de coordinación entre los integrantes.

Existen, dentro de cada proceso de trabajo, puntos de palanca, que pueden ser identificados de conocerse el sistema organizacional, y así con poco esfuerzo lograr un cambio sustancial. Accionar la palanca sobre estos puntos nos permite vencer la resistencia al cambio que toda organización como sistema posee (homeostasis), y que refleja en sus metodologías, lo que se materializará en un mejor servicio de justicia.

Procesos de trabajo más dinámicos favorecen la eficiencia.

 

El proceso de trabajo como palanca. Concentración de concursos y quiebras en un juzgado.

 

Rosario Augé

(Directora de la Escuela Judicial de la Provincia del Chaco).

 

En Resistencia (Chaco) se destinó un juzgado exclusivamente para concursos y quiebras, resultando altamente positivo. Se cuenta con una magistrada excelentemente formada en la materia que, junto con los secretarios, ha capacitado a los empleados tanto en la parte jurídica como en el manejo del sistema informático.

Todo ello permite el cumplimiento de los plazos, la dirección del proceso, y un control exhaustivo de las causas.

La experiencia nos ha demostrado que debe evitarse concentrar otro tipo de procesos en estos juzgados (como los sucesorios), porque desvirtúan la celeridad a la que se aspira. El traspaso de causas debe ser previsto en forma ordenada, y consensuadamente por todos los magistrados implicados, a fin de evitar dispendio jurisdiccional, perjuicios a las partes, y problemas de implementación.

 

La ingeniería en ayuda de la justicia.

 

Silvia Veitzman

(Ingeniera al servicio del Consejo de la Magistratura).

 

En mi carácter de colaboradora del consejero Humberto Quiroga Lavié, he desarrollado en el ámbito judicial una herramienta “blanda” de la ingeniería, la gestión de calidad, con los lineamientos de las normas IRAM – ISO de la serie 9000. Una metodología que consiste en planear las actividades y los resultados que se desea alcanzar, actuar en consecuencia, medir los avances, analizar esa información de forma fiable y tomar las decisiones de cambio para lograr la mejora.

Las acciones implementadas en juzgados federales y provinciales y en la Cámara Nacional Electoral, posibilitaron estrechar la brecha entre intenciones y desempeño real, con indicadores que demuestran las mejoras alcanzadas, como la reducción de los tiempos de gestión de la justicia, por mencionar solo el parámetro que la ciudadanía identifica como crítico.

 

Un juzgado con calidad certificada.

 

Jorge Lancellotti

(Secretario del Juzgado Federal Nº 3 de Lomas de Zamora).

 

La necesidad de cambio es indiscutible. La pregunta es, quién y qué debe cambiar. Grandes proyectos duermen en pequeños cajones. Quizá debamos buscar cambios más cercanos, tan cercanos como nuestros propios escritorios. Optimizar los recursos, planificar entendiendo los requerimientos y enfocándonos en satisfacer las necesidades de los destinatarios. Hacer, medir, analizar y mejorar lo hecho. Dejar de ser un grupo para convertirnos en un equipo de trabajo.

Capacitarnos y capacitar, para que la mejora cualitativa nos lleve a la cuantitativa. Dejar de hacer las cosas “porque siempre se hicieron así” para hacerlas como se debe. Asumir el compromiso de y ante el cambio a través de la mejora continua, participar y escuchar a quienes participan, lograr que todos los aportes sumen. Provocar un cambio en la cultura de trabajo, no para ser mejores sino para seguir mejorado. Algunos cambios quizás sean posibles, seguro que los que empiezan por nosotros lo son.

 

Primero en el país en obtener la certificación de calidad IRAM.

De la eficacia a la eficiencia.

 

María Elisa Arias

(Secretaria del Juzgado Civil 94, de la ciudad de Buenos Aires).

 

Si definimos a la EFICACIA como el cumplimiento de los objetivos y finalidades de una administración, podemos aventurar que la mayoría de las oficinas judiciales de nuestro país son eficaces. Pero, ¿son también eficientes...?. La EFICIENCIA importa el cumplimiento de los objetivos, pero con la utilización de los mínimos recursos y máximo de celeridad.

Hasta ahora se han expuesto en distintos congresos y charlas todas las vicisitudes por las que tiene que pasar una organización para llegar a obtener la certificación de su sistema de gestión mediante la norma ISO 9001/2000. Nos ha llenado de orgullo a todos los integrantes y colaboradores del Centro de Estudios para la Calidad en la Justicia, que preside el Dr. Humberto Quiroga Lavié, que una secretaría de un juzgado federal de Lomas de Zamora, el Juzgado de la II Nominación de Cobros y Apremios de la ciudad de Tucumán y, próximamente, la Cámara Nacional Electoral, hayan obtenido su certificación luego de mucho esfuerzo, pero y ¿ahora qué?.

¿Qué pasa después de la certificación?. Una cosa es lograrla y la otra es mantener el sistema de gestión. Hemos llegado al primer peldaño de una escalera y debemos subir hacia la cima, escalón tras escalón, en el camino de la mejora continua.

De esta manera, se involucra a todos los integrantes de la organización y se generan equipos de trabajo favoreciendo la participación activa de los funcionarios y empleados, se establecen procesos de cambio e instalan propuestas concretas de trabajo.